Connect with us

CONSEJOS

Consejos de cómo administrar el dinero para adolescentes.

Ahorrar dinero en esta edad tan divertida y volátil puede ser complicado, pero con estos consejos, puedes ayudar a que los adolescentes de tu casa consigan sus primeras metas financieras.

Publicado hace

el

Cuando eres adolescente, lo sabemos, puedes querer todo lo que ves en la televisión o en las redes sociales. Toda la vida va muy rápido y siempre hay algo nuevo que hacer con los amigos, con las amigas o con la familia. Es tan rápido que es muy difícil hacer un plan de ahorro para adolescentes que funcione.

Por suerte, si hasta este punto tienes una buena relación con tus hijos o hijas que pasan esta edad, eres o conoces a alguien, puedes seguir los siguientes consejos de cómo administrar el dinero para adolescentes. ¡Toma nota!

Recuerda que para ahorrar se necesita ser disciplinado, pero en esta edad, es muy importante contar con el apoyo de alguien más.

  • ¿Cuánto se quiere ahorrar? Encuentra la cifra exacta de lo que quieres obtener o el adolescente va a obtener. Ponte a buscar precios en internet, en las tiendas, en los grupos de ventas o en el negocio que vio lo que quiere. Tal vez puede ser desde una tablet o un teléfono, hasta juntar dinero para comprarse un auto. Mientras más serio sea el deseo de tener ese producto más distracciones pueden haber allá afuera. ¡Hay que enfocarse!
  • ¿Se cuenta con dinero propio? Uno de los consejos de cómo administrar el dinero para adolescentes es saber si ellos ya comienzan a tener “su propio dinero” o dependen por completo de alguien más. Siempre se puede tener un pequeño negocio como vender limonada hechas en casa y en familia o cuidar mascotas. Si el adolescente tiene uno de estos pasatiempos por los que le dan una pequeña retribución, entonces hay que apartar una cantidad.
  • ¿Hay una cantidad para apartar? Es muy importante designar la cantidad y el tiempo que se tiene para comprar lo que quieren. Por ejemplo, si quieren comprar lo más pronto posible el artículo, entonces hay que juntar más dinero cada semana o cada quincena. Decidan cuánto dinero a la semana o quincena juntar con relación a los precios.
  • ¿Qué cambios se harán para lograr ahorrar? Para ahorrar y conseguir algo, muchas veces hay que establecer prioridades. Saber en lo que se va a gastar y qué gastos son los que más importan, ayuda a dejar de lado lo que no. Por ejemplo, juntar dinero para comprar una tablet, puede ser más importante que salir con los amigos cada semana. ¿No?
  • ¿Se puede conseguir más efectivo para ahorrar? Esto es muy importante, si ya se habló del tema alguna vez. Es posible que se pueda llegar al acuerdo de que si el adolescente junta cierta cantidad, entonces sus padres o tutores pueden apoyarlos con lo que falte.

Con estos 5 consejos de cómo administrar el dinero para adolescentes, será más sencillo hacer un presupuesto para ellos.

Continuar leyendo
Click para Comentar

Leave a Reply

Your email address will not be published.

CONSEJOS

Estos trucos científicos ayudarán a estar calentitos este invierno aunque no tengas calefacción.

La clave está en la termorregulación. Teniendo esto en cuenta, hay un puñado reglas y trucos que nos pueden ayudar a controlar mejor el frío.

Publicado hace

el

Llega el frío y la primera medida que a todos nos viene a la cabeza para mantener la casa caliente y no estar temblando mientras comemos o estamos en el sofá, es tirar de un buen sistema de calefacción. Bien, sea usando gas, electricidad o placas solares, optando por la calefacción tradicional o sistemas como la aerotermia, todo está enfocado a mantener una agradable temperatura en casa. Sin embargo, y frente a todos estos sistemas que suponen un gasto mensual importante, la ciencia responde con algunos métodos que nos permiten mantener el calor corporal de una forma sencilla, ecológica y además económica, pues no supone gasto alguno.

¿Cómo funciona la termorregulación? En general, todos estos sistemas de regulación de temperatura están relacionados con el hipolátamo. Ese es la estructura que se encarga de comprobar que el cuerpo se está enfriando (o calentándose) y regular los procesos que intervienen para mantener la homeostasis. Su objetivo principal, con todo, es asegurar el buen estado de los órganos centrales. Por ello, cuando el hipotálamo detecta una caída de temperatura basal, los vasos sanguíneos que irrigan la piel se hacen más pequeños y el flujo de sangre se redirige hacia el tronco. Esa caída de temperatura no está relacionada del todo con la percepción del frío: esta sensación está mediada por muchas cosas y no siempre está vinculada con la temperatura interior del cuerpo. El ejemplo más claro son las mujeres que suelen sentir más frío porque, aunque suelen tener más grasa subcutánea que los hombres, esa misma capa dificulta la irrigación de la piel. Es decir, sienten más frío, sí; pero eso no afecta a su temperatura interior que está bien resguardado.

Trucos para mantenernos calientes. Teniendo esto en cuenta, hay un puñado reglas y trucos que nos pueden ayudar a controlar mejor el frío:

Capas, muchas capas: Vestirnos con muchas capas finas nos ayuda a generar una capa de aire caliente que hace de capa de transición y nos ‘aísla’ del frío. La piloerección (“la piel de gallina”) es un mecanismo natural que intenta hacer algo similar. Eso sí, hay que evitar el viento: vestirnos con muchas capas y rematarlas con una aislante que impida el “efecto tuareng” (y perdamos aún más calor).

Taparnos la cabeza: Contra la idea popular, las estimaciones más precisas, el lugar por donde más calor perdemos no es la cabeza. Es decir, a nivel térmico, protegerse la cabeza no es tan importante como podría parecer. Sin embargo, la temperatura de la cabeza parece tener un papel importante en si tiritamos o no. Y tiritar es un mecanismo especialmente potente a la hora de entrar en calor (hasta tal punto que, como los bebés no pueden hacerlo, necesitan grasa marrón – el mismo tipo que usan los animales que invernan – para mantener la temperatura)

Hacer cosas: Ejercicio, actividad física. Todos los procesos relacionados con este tipo de actividad acaban generando calor. Es cierto, como explica Katherine Latham, que no conviene pasarnos porque podemos activar los mecanismos fisiológicos para evitar el calor excesivo y el saldo final puede llegar a ser positivo. No obstante, movernos un poco nunca es mala idea.

Todos los derechos reservados. Cualquier forma no autorizada de distribución, copia, duplicación, reproducción, o venta (total o parcial) del contenido de esta web, tanto para uso personal como comercial, constituirá una infracción de los derechos de copyright.

Derechos reservados por Buenas Nuevas Network.

Continuar leyendo

CONSEJOS

Rebeca Segebre nos cuenta en sencillos pasos como lograr nuestras metas.

Alcanzar una meta de largo plazo requiere de compromiso, determinación y persistencia. Por eso, en este artículo te queremos dar algunos consejos para que puedas conseguir todo aquello que te propongas

Publicado hace

el

¿Alguna vez te has planteado lograr metas de largo plazo, comienzas con buen pie, pero a los días te desanimas y pierdes el enfoque? ¿O quizás te ha pasado que pasan los días, las semanas, los meses e incluso los años y aún no has conseguido lograr aquello que te habías propuesto? Alcanzar una meta de largo plazo requiere de compromiso, determinación y persistencia. Por eso, en este artículo te queremos dar algunos consejos para que puedas conseguir todo aquello que te propongas en el futuro, indicándote a su vez por qué has estado fallando en el intento de cumplir tus objetivos.

Necesitas mantener tus objetivos visibles: Nuestra mente es muy propensa a distraerse y a divagar. Por eso, si no tienes siempre tus objetivos visibles, entonces nunca vas a alcanzarlos. Necesitas recordarte a cada instante cuál es la meta que deseas alcanzar. Para eso, puedes llevar un cuaderno personal donde anotes diariamente tu progreso y tengas tus objetivos siempre definidos y claros.

Necesitas recordar tu motivación: La rutina muchas veces nos atrapa y nos sumerge, lo cual puede desmotivarnos y hacernos perder nuestro enfoque. La falta de motivación es una de las principales causas por las cuales las personas no logran cumplir sus metas de largo plazo. Así como anotaste tus objetivos, otra recomendación es anotar tu motivación. Por ejemplo, puede ser algo como“voy a rebajar 3 kilos de peso para estar más sano y cuidar de mi salud”, esto te ayudará recordar siempre cuál es la razón por la quieres avanzar y alcanzar la meta. La motivación será el timón que te ayude a dirigir el barco de tu vida de una forma correcta y precisa.
 
Necesitas establecer pequeños objetivos diarios: Sé realista con las metas que te propones y comienza dando pasos pequeños. Recuerda: un corredor profesional no alcanza la meta instantáneamente; por el contrario, cada paso que da lo conduce hasta ese objetivo final. Un escrito no escribe un libro en una sentada en su computadora. Establécete metas pequeñas diariamente, y la suma de ellas te llevará a cumplir tus objetivos. 
 
Necesitas concentrarte en dar los próximos pasos: Para alcanzar la meta final necesitas ir un paso a la vez, teniendo cuidado con dónde pisas y cuál será el siguiente paso a dar. Si no sabes qué pasos debes seguir para cumplir tus objetivos, o si no te enfocas en darlos uno a la vez, difícilmente serás constante y fallarás en cumplir tu meta de largo plazo. Si ya avanzaste a una fase de tu plan, tienes que tener en cuenta cuál será tu próxima acción. Para cumplir nuestras metas, la improvisación no es una de las mejores opciones que puedes tomar. Improvisar te puede retrasar e incluso puede impedir que logres tus objetivos.

Para lograr tus metas de largo plazo es necesario que nunca pierdas el enfoque de tus objetivos ni de tu motivación. Además, también tienes que tomar en cuenta cuáles son tus capacidades y plantearte pequeños objetivos diarios, siguiendo siempre un plan determinado para cumplirlos.

Continuar leyendo

CONSEJOS

Tips para disfrutar de la cena de Thanksgiving.

Debemos tener en cuenta aspectos como nuestra salud mental y física para el Día de Acción de Gracias que solo se celebra una vez al año.

Publicado hace

el

Te recomendamos los siguientes tips que te ayudarán a mantenerte con un espíritu, alma y cuerpo agradecidos durante estas fechas.

1. Mantente activo: Hacer ejercicio para quemar calorías adicionales antes de disfrutar de sus comidas favoritas te ayudará a no perder tu esfuerzo por mantener un peso saludable durante todo el año.
 
2. No dejes de desayunar: Comienza el día con un desayuno pequeño pero satisfactorio, como un huevo con una rebanada de pan integral tostado o un tazón de cereales integrales con leche baja en grasa.

3. Ingredientes saludables: Si eres quien organizará la cena de Acción de Gracias o llevarás algunos platos para compartir, haga que sus recetas sean más saludables con menos grasa, azúcar y calorías. 

4. Controla las porciones: Las mesas de Acción de Gracias son muestras abundantes y hermosas de los favoritos tradicionales de la familia. Antes de llenar su plato, examine la mesa del buffet y decida qué va a elegir. Luego seleccione porciones de tamaño razonable de alimentos sin los que no pueda vivir.

5. Sáltate la repetición: Si la comida está deliciosa la mayoría solemos volver a la mesa por una segunda ración. Las sobras son mucho mejores al día siguiente y si te limitas a un plato, es menos probable que comas en exceso y tenga más espacio para un delicioso postre.

6. Disfruta la comida, tómate tu tiempo: Comer despacio y probar cada bocado es una de las maneras más fáciles de disfrutar la comida y sentirse satisfecho con un plato lleno de comida.

7. No bebas alcohol en exceso: Toma una copa de vino o un vino spritzer y, entre bebidas alcohólicas, disfruta de agua con gas. De esta manera te mantienes hidratado, limitas las calorías de alcohol y te mantienes sobrio.

8. Sé realista: La temporada navideña es un momento de celebración. Con horarios ocupados y tantas tentaciones adicionales, este es un buen momento para esforzarse por mantener el peso en lugar de perderlo.

9. Concéntrate en la familia y los amigos: El Día de Acción de Gracias no se trata solo de la deliciosa generosidad de la comida. Es un momento para celebrar las relaciones con familiares y amigos. El evento principal debe ser la familia y los amigos socializando, pasando tiempo de calidad juntos, no solo lo que hay en el buffet.

10. Si te toca estar solo, disfruta de tu espacio: Si por alguna razón debes pasar Thanskgiving en casa y sin compañía, evita ver esas fotos de la cena familiar que te pueden hacer sentir un poco deprimido.

¡También hay mucho que hacer por tu cuenta! Puedes pedir comida para llevar, ponerte al día con esa serie que tienes pendiente y hasta hacer tu propio ritual de agradecimiento por lo que recibiste y lo que vendrá.

Todos los derechos reservados. Cualquier forma no autorizada de distribución, copia, duplicación, reproducción, o venta (total o parcial) del contenido de esta web, tanto para uso personal como comercial, constituirá una infracción de los derechos de copyright.

Derechos reservados por Buenas Nuevas Network.

Continuar leyendo
Publicidad



Más Vistos

Copyright © 2020 Buenas Nuevas - El Hogar de la Fe y la Esperanza