Connect with us

CONSEJOS

¿Hamburguesas? ¿Galletas? ¿Papitas? ¿Pizza?

Cuando las personas se rinden ante un antojo de comida rápida, a menudo lo achacan a la falta de autocontrol, pero los antojos están causados por una compleja interacción de las neuronas del centro de recompensa del cerebro, las hormonas del apetito, el condicionamiento del comportamiento y el fácil acceso a alimentos placenteros que refuerzan el ciclo del antojo.

Publicado hace

el

Desafiados por el tiempo del que disponemos o los antojos, muchas veces “surfear los impulsos”, queda difícil; estudios demuestran que más del 90 por ciento de las personas se sienten controladas por los antojos y acaban haciendo de esos alimentos su forma de alimentación permanente. Cuando las personas se rinden ante un antojo de comida rápida, a menudo lo achacan a la falta de autocontrol, pero los antojos están causados por una compleja interacción de las neuronas del centro de recompensa del cerebro, las hormonas del apetito, el condicionamiento del comportamiento y el fácil acceso a alimentos placenteros que refuerzan el ciclo del antojo. El poder de los antojos puede ser alimentado por los sentidos, como el olor del pan fresco cuando pasamos por una panadería, así como por situaciones y emociones, por ejemplo, después de un día estresante en el trabajo, o el deseo de querer palomitas o caramelos en el cine.

Lo cierto es que los llamados alimentos “hiperpalatables”, ofrecen una combinación de grasas, azúcares, sal e hidratos de carbono, que pueden interferir con las señales del cerebro, de modo que seguimos deseándolos incluso cuando estamos llenos. Los científicos estudian nuevas estrategias para hacer frente a los antojos, basadas en la ciencia del cerebro, entre ellas, aceptar que los antojos de comida son normales e inevitables y utilizar técnicas de atención plena para reconocer y ser más consciente de los antojos y esperar a que pasen, en lugar de intentar ignorarlos. “Se trata de entender que este tipo de antojos son una parte natural del ser humano. No hay que desaparecer los antojos, pero tampoco hay que comer porque ellos aparecen. Se trata de aceptarlos en lugar de alejarlos o reprimirlos, pero lo más importante: controlarlos”, dijo Evan Forman, profesor de psicología de la Universidad Drexel de Filadelfia y director del Centro para la ciencia del peso, la alimentación y el estilo de vida de la universidad.

Uno de los primeros estudios que demostró la relación entre la restricción de alimentos y los antojos fue realizado en la década de 1940 por el investigador de dietas Ancel Keys. En lo que a menudo se denomina “estudio de la inanición”, Keys pidió a 36 hombres, que habían estado ingiriendo unas 3500 calorías diarias, que redujeran su consumo de alimentos a unas 1600 calorías al día, la restricción provocó un notable cambio psicológico en los hombres, que empezaron a preocuparse por la comida. Por su parte, Judson Brewer, profesor asociado de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Brown, dijo que “La atención plena puede ayudar a las personas a hacer frente a los antojos de comida sin tener que renunciar por completo a un alimento favorito. No es que no podamos comer nunca una galleta con chispas de chocolate, pero cuando me como una, realmente presto atención. La disfruto y me pregunto: ¿Necesito más?”.

Continuar leyendo
Click para Comentar

Leave a Reply

Your email address will not be published.

CONSEJOS

Trucos fáciles para ahorrar en la cesta de la compra.

La mayoría de nosotros necesita adecuarse a un presupuesto para comprar y tener la despensa, el frigorífico y el congelador con los productos básicos e imprescindibles para nuestra alimentación y la de la familia, así como el cuidado de nuestro hogar.
Para hacerlo un poco más sencillo, vamos a compartir unos cuantos trucos fáciles para ahorrar en la cesta de la compra.

Publicado hace

el

La mayoría de nosotros necesita adecuarse a un presupuesto para comprar y tener la despensa, el frigorífico y el congelador con los productos básicos e imprescindibles para nuestra alimentación y la de la familia, así como el cuidado de nuestro hogar.
Para hacerlo un poco más sencillo, vamos a compartir unos cuantos trucos fáciles para ahorrar en la cesta de la compra y sacarle todo el partido a las visitas al supermercado y o a la tienda de nuestro barrio.

Prepara la lista de la compra: anota lo que necesitas, tanto en el clásico papel que puedes tener con un imán en la nevera e ir apuntando lo que hace falta, como en tus notas en el teléfono móvil.

Limita el dinero a gastar:
 márcate un máximo de dinero a gastar, ya sea tu compra semanal o diaria, y procura no salir de ahí. Una cosa es comprar un artículo imprescindible que no recordaste incluir en tu lista de la compra y otra muy distinta verse seducido por las promociones de las estanterías de productos que, por más baratos que te parezcan, realmente no necesitas.

Selecciona productos de temporada: ten en cuenta que los productos de temporada son siempre más económicos y están en su mejor momento para ser consumidos.

Compra a granel: lo mejor es comprar a granel, y hacer cola si hace falta, en la charcutería, pescadería, carnicería y frutería. La ventaja es doble, pues los precios son más bajos y, además, puedes adquirir solo la cantidad que necesitas.

Elige bien el día de la semana: las ofertas se suelen cambiar un día a la semana,  en función de cuando vuelven a renovar sus promociones y folletos. Aprovecha esos días.

Revisar el tique de compra: es un truco que te salvará de muchos errores de caja y los programas informáticos, además de algún que otro cajero despistado que puede no tener su mejor día.

Continuar leyendo

CONSEJOS

Cinco trucos para ahorrar con tu recién nacido.

La explosión de sentimientos que experimentamos con la llegada de un nuevo miembro a nuestra familia contrasta de manera notable con la cantidad de gastos que debemos afrontar. Pasando por multitud de aspectos que no siempre tenemos bajo control, conscientes de esta situación, hemos seleccionado cinco trucos que te ayudarán a ahorrar desde el primer momento.

Publicado hace

el

La explosión de sentimientos que experimentamos con la llegada de un nuevo miembro a nuestra familia contrasta de manera notable con la cantidad de gastos que debemos afrontar. Desde adecuar la habitación hasta ponerla a punto, hasta todo lo relacionado con la comida y necesidades primarias de nuestro hijo. Pasando por multitud de aspectos que no siempre tenemos bajo control, conscientes de esta situación, hemos seleccionado cinco trucos que te ayudarán a ahorrar desde el primer momento.
 
Aprovéchate de los regalos.
Si tenes la oportunidad, conviene que pidas únicamente aquellos detalles a los que, a posteriori, les vas a dar utilidad. Aprovecha las ofertas en pañales
Por la  gran cantidad de pañales que se utilizan de manera semanal, es importante saber que los principales supermercados y grandes superficies de nuestro país organizan i descuentos en los que los pañales son uno de los productos más vendidos.

Planifica tus compras de comida
Comprando marcas blancas de comida para niño podremos obtener un importante ahorro con respecto al resto de opciones que existen en el mercado. Siendo uno de los recursos más utilizados. 

¿Qué ocurre con la ropa?
Si seleccionamos de manera correcta el lugar en el que realizamos la compra de compra, podremos obtener importantes descuentos en productos que, quizás, ni siquiera se han llegado a utilizar.
 
En la planificación y el volumen, la clave
Como hemos podido comprobar, uno de los aspectos que nos van a permitir un ahorro significativo durante los primeros meses de vida de nuestro pequeño verso en torno a la capacidad que tengamos para llevar a cabo la planificación de todos los gastos.

Continuar leyendo

CONSEJOS

Aprende a desperdiciar menos comida.

Con el hambre que hay en el mundo, resulta increíble que todavía se tiren a la basura tantos alimentos, con todo lo que ello conlleva. Y es que no solo perjudicamos así al medio ambiente y a nuestro entorno, sino que nuestras cuentas se descalabran por esos gastos invisibles y, a veces, tan nimios que ni te das cuenta de hasta qué punto afectan a tu ahorro.

Publicado hace

el

Con el hambre que hay en el mundo, resulta increíble que todavía se tiren a la basura tantos alimentos, con todo lo que ello conlleva. Y es que no solo perjudicamos así al medio ambiente y a nuestro entorno, sino que nuestras cuentas se descalabran por esos gastos invisibles y, a veces, tan nimios que ni te das cuenta de hasta qué punto afectan a tu ahorro.
 Te damos algunos consejos para desperdiciar menos comida y reducir los desperdicios en tu hogar.

Cocina lo justo
Solo tienes que calcular la cantidad a preparar por persona, siguiendo las pautas recomendadas para la salud.

Planifica los menús
Resulta muy práctico planificar los menús con cierta antelación, sobre todo, si en algunas ocasiones vas a comer de tupper. Hay personas que prefieren hacer esta planificación de forma semanal y otras de modo quincenal o mensual. 

Prepara la lista de la compra
De esta manera, adquirirás solo lo que vas a utilizar, y evitarás terminar tirando a la basura alimentos frescos que caducan porque ni siquiera has tenido tiempo a cocinarlos, como esas chuletas o esas berenjenas.

Almacena los alimentos de forma adecuada.
Si has comprado algún alimento de oferta porque está próximo a caducar, da prioridad a su consumo o preparación y colócalo delante de todo en la nevera o en la despensa.

Congela los alimentos.
Para evitar posibles complicaciones, te aconsejamos congelar por porciones o por las cantidades adecuadas para una receta. Ahorrarás tiempo y dinero.

Cocina con sobras
Este es uno de los métodos más infalibles para no desperdiciar comida. Más allá de las típicas croquetas, puedes preparar canelones, lasañas, caldos, sopas o pastas rellenas.

Cocina con frutas y verduras muy maduras
Aprovecha para utilizarlas a la hora de elaborar guisos, salsas y sopas, así como batidos o platos al horno. Incluso el pan duro puedes convertirlo en pan rallado o utilizarlo para algunas recetas de cocina.

Continuar leyendo
Publicidad



Más Vistos

Copyright © 2020 Buenas Nuevas - El Hogar de la Fe y la Esperanza