Connect with us

Publicado hace

el

Para los jóvenes, las redes son mucho más que un espacio de entretenimiento o un medio para interactuar con sus pares. En este sentido, a través de ellas desarrollan y reafirman su identidad. Cuando advertimos que el teléfono móvil se ha transformado en una extensión de su mano, es cuando nos surgen las dudas típicas: ¿Hasta qué punto debemos supervisar el uso que nuestros hijos les dan a esas plataformas? ¿Cuáles son los límites? ¿Cómo asegurarnos de que no están en riesgo sin irrumpir en su intimidad?
 
Adolescentes en las redes sociales, ¿de qué les protegemos?
Los grupos etarios más vulnerables a ser víctimas de algún delito informático son los niños y adolescentes. Puede sonar paradójico, pero los que mejor manejan las plataformas digitales pueden ser los más perjudicados. Deberíamos proteger a los usuarios más jóvenes de Tik Tok, de Twitter, de Instagram o de Twitch de los siguientes peligros:
 
· Ciberbullyng.
· Grooming.
· Ciberadicción.
· Contenido altamente violento o perturbador.
· Fenómeno psicológico FOMO (Fear of missing out).
· Challenges peligrosos.
 
Cuidar sin exceso
Los riesgos de las redes sociales representan una amenaza contundente a la salud psíquica, emocional y física de los adolescentes. No obstante, prohibirles su uso no es opción en una realidad que tiene como protagonista al espacio digital. La necesidad de intimidad y espacio personal se presenta con fuerza y debemos respetarlo. 
En este sentido, vale la pena buscar el equilibrio para proteger a nuestros hijos de los riesgos de las redes sociales sin que eso implique invadir su privacidad  ni excluirlos socialmente. Estamos frente a un desafío más que complejo: cuidar sin exceso. ¿Cómo lograr el punto intermedio? Te damos algunos consejos. 
 
1.Conversa sobre los riesgos de las redes sociales: concientiza acerca de los riesgos y generar confianza para que recurra a ti cuando perciba que algo anda mal. 

2.Regular el uso de las redes sociales: como medida preventiva es importante circunscribir un espacio y un período de tiempo limitado para estar activo en la esfera virtual. La utilización desmedida de las plataformas digitales puede producir trastornos del sueño, del comportamiento, ansiedad y aislamiento, entre otros efectos.
 
3.Preguntar y escuchar a los jóvenes: es mejor generar un espacio seguro en el cual los jóvenes se sientan cómodos para expresar sus emociones.

4.Estar atento a las señales de peligro e involucrarse cuando sea necesario: puede ser una señal de alarma si advertimos alguna de estas conductas:
· Presenta un estado anímico inestable sin motivo aparente.
· No se comunica como antes.
· Expresa que no quiere ir al colegio de forma repentina.
· Presenta una preocupación excesiva y evidente mientras utiliza algún aparato tecnológico.
 
El camino más acertado para resguardar a los adolescentes sin que eso implique quebrantar su espacio íntimo, se alcanza a partir de la confianza y la comunicación. En definitiva, se trata de no caer en ninguno de los extremos. Debemos evitar tanto la supervisión extrema como la falta de ella.

Continuar leyendo
Click para Comentar

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

FAMILIA

Detalles perfectos para obsequiar a un adolescente en las fiestas navideñas.

Puede parecer que la cosa se complica cuando hablamos de regalar a un adolescente… Porque seguro que te preguntarás: ¿Qué regalarle en navidad?

Publicado hace

el

Les solemos ver como personas complicadas, a las que no es fácil dar el gusto. Sin embargo, ¡debemos quitarnos esa idea de la cabeza! Lo bueno de los adolescentes es que, muchos, siguen teniendo algunas cosas que les gusta de cuando eran más pequeños y, a la vez, podemos empezar a tratarles como adultos. ¡Doble oportunidad de acertar! Solo existe una cosa de la que debemos preocuparnos a la hora de regalarles: conocerles un poco.

Ropa: A la mayoría de los adolescentes les suele gustar la ropa. De hecho, suelen empezar a definir su propio estilo y a fijarse en ropa y complementos que la mayoría de las veces no pueden permitirse pero que les ayuda a ir formando su propia imagen. 

Algo de deporte: Si son aficionados a cualquier tipo de deporte o baile aprovechar esa afición para regalarles conjuntos de ropa deportiva. También podemos acudir a complementos como riñoneras para guardar o riñonera para guardar los accesorios,  brazaletes para correr, cintas elásticas, bolsas de deporte, zapatillas buenas.

Localiza a sus ídolos: Todos los adolescentes tienen ídolos a los que adoran y siguen de cerca. Muchos de ellos -sean cantantes o influencers- hacen de vez en cuando conciertos, eventos, festivales o quedadas. Por eso, no es mala idea localizar a qué famosos sigue este adolescente y enterarse qué tipo de regalo relacionado con él o ella se le puede hacer. A veces incluso pueden ser libros de lectura o colecciones de ropa.

Lo electrónico es siempre un acierto: no todo se reduce a consolas y móviles. Hay aparatos electrónicos que pueden tener una utilidad en su día a día, incluso para clase, y así se lo debemos transmitir si queremos que lo aprovechen al 100%.Podemos hablar de auriculares buenos (por ejemplo, si tienen clases vía online) o unos inalámbricos para el teléfono, un buen altavoz para escuchar música o una batería portátil para que no se queden sin batería cuando vayan por ahí. Pero también podemos apostar por tarjetas gráficas para dibujar si ese es uno de sus hobbies, una cámara fotográfica o tipo Gopro o un smartwatch, si les gustan los deportes o queremos potenciar ese ámbito.

Regalo personalizado que represente vuestra relación: No sabemos qué tipo de relación tienes con ese adolescente al que quieres regalar pero seas familiar, amigo o conocido seguro que hay algún tipo de regalo  que pueda representar vuestra relación. Quizás un álbum de fotos, una taza, un cojín o una camiseta personalizada.

Belleza y maquillaje: Esta etapa está formada por unos años en los que, en general, las adolescentes empiezan a arreglarse más y a definir su imagen.  Algún kit de maquillaje, cremitas, uñas o incluso algo para el pelo. Eso sí, siempre sin forzar y observando que ellas quieren.

Y tú, ¿sabes ya qué regalar a un adolescente por navidad? ¿Te inspiran estas ideas?

Todos los derechos reservados. Cualquier forma no autorizada de distribución, copia, duplicación, reproducción, o venta (total o parcial) del contenido de esta web, tanto para uso personal como comercial, constituirá una infracción de los derechos de copyright.

Derechos reservados por Buenas Nuevas Network.

Continuar leyendo

FAMILIA

Claves para fomentar el optimismo en los niños.

Es fundamental cuidar la actitud positiva ante la vida y esforzarnos para afrontar las situaciones problemáticas del día a día de un modo funcional y adaptativo. De nada sirve decirle a los niños que sean optimistas si nuestras actitudes evidencian lo contrario.

Publicado hace

el

Coloquialmente, decimos que quien ve el vaso medio lleno, tiene un carácter optimista. El optimismo es una posición ante la vida. Se trata de ser capaz de registrar la parte buena de las cosas, sin que eso implique ignorar lo negativo. Este concepto se asocia con reconocer las propias habilidades y confiar en ellas. A su vez, tiene que ver con el entusiasmo, la seguridad y la resiliencia, todos valores insustituibles. Podríamos imaginar que un niño o adulto pesimista lleva puestos unos lentes que le hacen ver al mundo como un lugar oscuro, conflictivo y sin esperanza. En este sentido, los efectos del pensamiento catastrófico repercuten significativamente en la calidad de vida de las personas.


Diferentes estudios asocian el optimismo con índices más bajos de enfermedad, de depresión y de suicidio; y con niveles más altos de rendimiento académico y calidad de vida. Si queremos criar niños optimistas, lo primero que debemos asegurarnos es estar enseñándoles a través del ejemplo. En este sentido, es fundamental cuidar la actitud positiva ante la vida y esforzarnos para afrontar las situaciones problemáticas del día a día de un modo funcional y adaptativo. De nada sirve decirle a los niños que sean optimistas si nuestras actitudes evidencian lo contrario.  te compartimos las claves para fomentarlo en los niños:

  • Incentiva la resolución de problemas: Anima a tus hijos a interpretar las situaciones conflictivas diarias como algo natural y no como un evento trágico o devastador. Sin invalidar sus sentimientos, ayúdale a adquirir herramientas  para resolver problemas.
  • Acentúa lo positivo: Siempre que los pequeños vivan un evento difícil o una frustración,  procura marcar los aspectos positivos y cuidar de no desestimar lo desfavorable.
  • Potencia sus cualidades: Resulta esencial que no dejes pasar la oportunidad de nombrar algún logro que haya alcanzado, por más pequeño que sea, y felicitarlo por ello.
  • Enséñale a cultivar la gratitud: La gratitud es una poderosa herramienta para alcanzar el bienestar. Cultivar la gratitud viene de la mano de aprender a ser humilde y a valorar las acciones, los pensamientos y la compañía de los otros. Recuerda que el optimismo se aprende. Todas las personas podemos trabajar para asumir una actitud más positiva y así ganar herramientas para enfrentar desafíos o sobreponernos ante una situación difícil. Justamente, el optimismo es un instrumento para hacer frente a los problemas con mayor confianza.

Todos los derechos reservados. Cualquier forma no autorizada de distribución, copia, duplicación, reproducción, o venta (total o parcial) del contenido de esta web, tanto para uso personal como comercial, constituirá una infracción de los derechos de copyright.

Derechos reservados por Buenas Nuevas Network.

Continuar leyendo

FAMILIA

5 consejos para enseñar a los niños el valor del agradecimiento.

Te explicamos cómo puedes educar a tu hijo en el importantísimo valor de la gratitud, con 5 pautas sencillas aprenderás cómo enseñar a un niño a dar las gracias.

Publicado hace

el

Hay que explicarles la importancia de la gratitud, de dar las gracias al otro, este hecho da felicidad, tanto a quién las da para responder con el afecto, como a quien las recibe por una buena acción. Pero, ¿Qué cosas puedo hacer para que mis hijos sean agradecidos? Te dejamos aquí 5 actividades para enseñar la gratitud a los niños.

1. Dar ejemplo: Esta es rotunda; DA EJEMPLO. No puedes pedirles a tus hijos que den las gracias, si no te ven a ti hacerlo, es así de sencillo. Los niños aprenden por imitación, si tu no lo haces, ellos tampoco.

2. Apreciar lo material y lo inmaterial: Enseñarles que se pueden dar las gracias por lo material, o por pequeñas acciones no materiales.

3. Ser agradecido con uno mismo: Que sean agradecidos con ellos mismos por pequeños gestos o acciones que hagan, como preparar la mochila, hacer la cama, etc.

4. Gracias al final de las frases: Que se acostumbren a terminar las frases con la palabra “gracias”.

5. La palabra mágica: Que sean conscientes que es una palabra mágica, que mejora las relaciones entre las personas y que emocionalmente incluye dentro de sí mucha empatía.

El propósito es reflexionar lo que tuvimos en el día y agradecerlo. Pide a los niños que mencionen al menos 5 cosas que pueden agradecer y después de unos días superar el número. Quizá al principio les cueste trabajo encontrar 5 cosas, es normal, podrás ver que poco a poco se les hace más fácil hacerlo, ya que van practicando la habilidad de darse cuenta de lo que tienen y lo que les pasa. Con estas acciones, un niño empieza a ser agradecido, y un niño que es agradecido suele ser más paciente y tolerante con los que le rodean, suele ser más altruista y empático, menos egoísta, lo que provoca menos problemas de conducta, y sobre todo es más optimista y positivo.

Todos los derechos reservados. Cualquier forma no autorizada de distribución, copia, duplicación, reproducción, o venta (total o parcial) del contenido de esta web, tanto para uso personal como comercial, constituirá una infracción de los derechos de copyright.

Derechos reservados por Buenas Nuevas Network.

Continuar leyendo

Más Vistos

Copyright © 2020 Buenas Nuevas - El Hogar de la Fe y la Esperanza