Connect with us

FAMILIA

¡No te quejes de tu pareja delante de los niños!: así afectan a los hijos las críticas entre sus padres.

Pero por muy sutiles que puedan parecer nuestras protestas, jamás deberíamos quejarnos de nuestra pareja delante de los hijos. La queja nos instaura en el pesimismo y la indefensión.

Publicado hace

el

Quejarse en un momento dado es completamente normal. Las quejas nos ayudan a desahogarnos y es que cuando hablamos de criar y educar a los hijos, los reproches al otro progenitor por no hacer las cosas como nosotros las hacemos, suelen estar a la orden del día, puesto que la crianza es algo agotador y a veces provoca desencuentros entre ambos progenitores. Pero por muy sutiles que puedan parecer nuestras protestas, jamás deberíamos quejarnos de nuestra pareja delante de los hijos. La queja nos instaura en el pesimismo y la indefensión.

En este sentido, si escuchan a papá o mamá quejarse continuamente (da igual de qué o de quién) no estaremos enseñándoles a buscar soluciones los conflictos, a expresarse con respeto y asertividad o a controlar las emociones.

Continuar leyendo
Click para Comentar

Leave a Reply

Your email address will not be published.

FAMILIA

Formas de renovar y fortalecer el vínculo familiar.

Todo lo que ocurre dentro de la familia formará parte del desarrollo personal, incluidas las experiencias que forjan nuestra personalidad. Es por ello que la familia y la forma de relacionarnos e incluso de comunicarnos dentro de este núcleo formará los lazos que nos ayudan a tener un buen sentido de pertenencia.

Publicado hace

el

La familia es el símbolo más importante en el que nos podemos cobijar ya que representa ese resguardo y grupo donde podemos encontrar protección, comprensión y compañía. El apoyo familiar es el ingrediente principal para solucionar conflictos, sentir que hay un respaldo en los momentos más difíciles para darte fuerzas y hacerte saber que no estás sola.

Todo lo que ocurre dentro de la familia formará parte del desarrollo personal, incluidas las experiencias que forjan nuestra personalidad. Es por ello que la familia y la forma de relacionarnos e incluso de comunicarnos dentro de este núcleo formará los lazos que nos ayudan a tener un buen sentido de pertenencia.
Así que aquí te compartimos algunos consejos que te permitirán renovar y fortalecer uno de los vínculos más importantes en la vida de cualquier ser humano.

Por mucho trabajo o actividades que tengan, deben tener una comida diaria en familia, puede ser el desayuno, el almuerzo o la cena. Todo depende de la organización del tiempo familiar. 

Planeen un paseo familiar al menos una vez al mes y turnen la organización entre todos, lo importante de estos paseos es que puedan cantar, contar chistes o llevar a cabo juegos divertidos y dinámicos. Es una forma de fortalecer el vínculo a través de una convivencia sana y fuera de la rutina cotidiana.

Al menos una vez por semana tengan una tarde de cine en casa y turnen la elección de la película, juega con tus hijos a lo que ellos quieran e interésate genuinamente en la actividad, también puedes organizar  una caminata en familia; es una manera de convivir con la naturaleza en silencio.

Establece una o dos horas de un día de tu semana para que tú y tus hijos pasen tiempo con la abuela. La vida a veces se convierte en una vorágine de actividades que pueden consumir nuestro tiempo, esto impide encontrar momentos para convivir con nuestros seres queridos y postergarlo como un plan basado en “cuando tenga tiempo” pero si lo pones como un momento imprescindible de tu semana, sabrás que esa convivencia forma parte de la estructura de tu vida y sobre todo estas cuidando ese lazo tan importante.

Continuar leyendo

CONSEJOS

La importancia de hablarle de Dios a los hijos.

El hogar es la principal escuela de nuestros hijos. En casa aprenden valores, normas y el amor incondicional de la familia incluyendo la importancia de conocer a Dios. Desde el punto de vista psicológico, es sumamente beneficioso para los niños conocer sobre este amor inmenso y protección de Dios para con nosotros.

Publicado hace

el

El hogar es la principal escuela de nuestros hijos. En casa aprenden valores, normas y el amor incondicional de la familia incluyendo la importancia de conocer a Dios.

Desde el punto de vista psicológico, es sumamente beneficioso para los niños conocer sobre este amor inmenso y protección de Dios para con nosotros; saberse amados y protegidos en todos los niveles los ayudará a estar más tranquilos y confiados. Si nosotros mismos, como adultos, encontramos sosiego en la presencia y compañía de Dios; entonces, ¿por qué no transmitir esta bendición a nuestros pequeños?  
Si cultivamos la fe en Dios, es vital involucrar a los niños desde bebés con el fin de que se integren con naturalidad a las distintas actividades que practicamos para ejercitar nuestra fe. Durante el día existen varios momentos propicios los cuales podemos establecer esa hermosa conexión.

Al levantarse, se agradece a Dios por el nuevo día, por escucharnos, por guiarnos y protegernos. Dedicamos nuestras acciones a Dios y pedimos que nos ayude a actuar correctamente.   Antes de comer, dedicamos unos minutos para dar gracias a Dios por los alimentos que vamos a consumir, asimismo en reunión familiar oramos por nuestras peticiones y meditamos en medio de la felicidad con agradecimiento.
Siempre es bueno recordar que la oración antes de dormir es una disciplina que puede formar parte de nuestra rutina y nos ayuda a descansar más confiados y relajados   Además, es muy importante la lectura de la Biblia, actualmente existen versiones para bebés y para niños.  

No olvidemos que ser padres es ser maestros de vida, y en nuestros hombros recae la responsabilidad de educarlos en la fe y el amor de Dios, enseña con el ejemplo porque familia que ora unida, permanece unida.


Continuar leyendo

FAMILIA

¿Está mi hijo sobreestimulado? Cómo afecta la sobreestimulación a bebés y niños.

Los niños sobreestimulados, como la propia palabra indica, reciben una estimulación excesiva en su día a día, ya sea porque su entorno les estimula constantemente, porque hacen un uso excesivo de las pantallas o porque están apuntados a muchas actividades extraescolares

Publicado hace

el

Los niños sobreestimulados, como la propia palabra indica, reciben una estimulación excesiva en su día a día, ya sea porque su entorno les estimula constantemente, porque hacen un uso excesivo de las pantallas o porque están apuntados a muchas actividades extraescolares, entre otras causas. Pueden ser bebés o niños más mayores.
 
Una señal de la sobreestimulación es el llano creciente  así, el bebé empieza con una lenta escalada de llanto hasta que esta es tan fuerte que su rostro se enrojece, la inquietud motriz es otra señal de sobreestimulación, el bebé aprieta los puños, empieza a patear y/o agita sus brazos en el aire de forma rápida y brusca, puede también frotarse los ojos con las manos o tironearse las orejas y la respiración acelerada, puede indicar que se siente sobreexcitado y que necesita descansar.

Cuando nuestros hijos están sobre estimulados por diferentes razones, podemos notar algunas consecuencias negativas en ellos por eso optar por numerosas actividades extraescolares, a salir de la zona de confort, a apuntarse a mil planes… o en el caso de los bebés, estimularlos para favorecer su desarrollo, puede ser muy positivo para los niños; pero, y como en todo, ¡hasta cierto punto!

Por ello debemos tener mucho cuidado de no sobrecargarlos ya que la sobreestimulación afecta negativamente a la capacidad para concentrarse; lo que se conoce como atención sostenida, aumentan los niveles de ansiedad y estrés.

Cuando nuestros hijos se encuentran en varias actividades a la vez, pueden llegar a sentirse muy abrumados, y más si se trata de algo que no les gusta. Aprender muchas cosas no es garantía de éxito, y mucho menos de felicidad. La felicidad tiene más relación con hacer menos cosas que se disfruten de verdad.

Dales la oportunidad de escoger qué quieren hacer: ¿pasar el fin de semana en el campo o descansar? ¿Leer un libro o dormir? ¿Apuntarse a alguna actividad o a más de una? ¿A cuáles? Esto le liberará presión y reducirá la probabilidad de que se sienta sobreestimulado. Recuerda que es un niño, y que tiene derecho ¡a sentirse libre!

Continuar leyendo
Publicidad



Más Vistos

Copyright © 2020 Buenas Nuevas - El Hogar de la Fe y la Esperanza