Connect with us

Habitos

Hábitos que pueden acelerar el envejecimiento y recomendamos evitar en tu vida.

Según la OMS el envejecimiento es el resultado de la acumulación de una gran variedad de daños moleculares y celulares a lo largo del tiempo, lo cual reduce gradualmente las capacidades físicas y mentales predisponiendo a un mayor riesgo de enfermar y morir. En este proceso, nuestro estilo de vida puede influir el grandemente.

Publicado hace

el

Según la OMS el envejecimiento es el resultado de la acumulación de una gran variedad de daños moleculares y celulares a lo largo del tiempo, lo cual reduce gradualmente las capacidades físicas y mentales predisponiendo a un mayor riesgo de enfermar y morir. En este proceso, nuestro estilo de vida puede influir el grandemente; por eso te mostramos algunos hábitos que aceleran el envejecimiento y por lo tanto, recomendamos evitar en el día a  día.
 
Sedentarismo o muy bajo nivel de actividad física: La inactividad física o el sedentarismo impacta no sólo en nuestro aspecto y salud física sino también en todo el organismo, pudiendo afectar la  salud mental y empeorar la calidad de vida. Se ha comprobado que pasar mucho tiempo sentado y tener un muy bajo nivel de actividad física (menos de 150 minutos de actividad física por semana) se asocia a mayor riesgo de muerte y a un envejecimiento más acelerado.

Tabaquismo o el hábito de fumar: El hábito de fumar no beneficia en nada al organismo sino que por el contrario, suma sustancias tóxicas a nuestro cuerpo que pueden afectar la salud reduciendo así, la esperanza de vida. En este sentido, el no fumar o el dejar de fumar siempre resulta beneficioso pudiendo afectarnos a nivel físico y orgánico en gran medida, sumando años de vida y sobretodo, alejándonos de variedad de enfermedades.

Beber alcohol con frecuencia o en exceso: Hay estudios que confirman que el alcohol acelera el envejecimiento especialmente si se consume en exceso, al acortar la longitud de los  telómeros. Además, pequeñas cantidades de alcohol cada día puede perjudicar diferentes órganos y así, predisponer a enfermedades y un mayor riesgo de muerte.

Ingesta elevada de sal o sodio: Los azúcares libres o añadidos también denominados hidratos de fácil asimilación, incentivan la glicación de las células y de esta forma, pueden acelerar el envejecimiento cómo se ha comprobado en algunos estudios. Se recomienda evitar al máximo los azúcares libres o añadidos pudiendo en su reemplazo acudir a azúcares naturales o intrínsecos y en menor medida a edulcorantes artificiales que también debemos moderar en la dieta habitual.
 
Baja o nula ingesta de frutas y verduras: La ausencia de frutas y verduras diversas puede traducirse en la falta de antioxidantes, de fibra y de muchos otros componentes beneficiosos para la salud, lo cual puede acelerar el desarrollo de enfermedades múltiples y de esta forma promover el envejecimiento o acortar la esperanza de vida.
 
Tomar el sol de forma desmedida y descuidada: La exposición descuidada a los rayos solares puede ocasionar quemaduras y estrés oxidativo en nuestro cuerpo, pudiendo por ello acelerar el envejecimiento. Especialmente, notaremos el envejecimiento que ocasiona la luz solar sin protección en nuestra piel y cabello, siendo esto una representación de lo que sucede en el interior del organismo. Por lo tanto, aconsejamos exponernos al sol pero en horarios razonables y siempre con la protección adecuada, de manera tal de sólo tener beneficios en nuestro organismo.

Continuar leyendo
Click para Comentar

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Habitos

Camina, corre y haz otros ejercicios aeróbicos para proteger tus neuronas

El envejecimiento afecta a todas las cualidades físicas y mentales. A medida que vamos cumpliendo años la eficacia de nuestras células empeora en mayor o menor medida según nuestro estilo de vida y genética.

Publicado hace

el

El envejecimiento afecta a todas las cualidades físicas y mentales. A medida que vamos cumpliendo años la eficacia de nuestras células empeora en mayor o menor medida según nuestro estilo de vida y genética. El deterioro cognitivo es una de las causas que nos hacen perder la independencia, especialmente si surgen enfermedades neurodegenerativas como Alzhéimer o Párkinson. En nuestro complejo entramado neural existen estructuras como el hipocampo en el que “se almacenan los recuerdos”. La memoria está vinculada de forma directa con el hipocampo, hasta el punto que un taxista de Londres en la era previa a los GPS tenía un volumen mucho mayor de dicha estructura que otras personas que no tenían que memorizar todas las calles de la ciudad.

Las redes cerebrales que conectan todas las estructuras cerebrales sufren el deterioro con el paso del tiempo, pudiendo llegar a “desconectarse” en las personas con deterioro cognitivo y demencia. Un estudio recién publicado en una revista de alto impacto ha demostrado que el ejercicio físico arregla y refuerza esas conexiones cerebrales. Los investigadores comprobaron cómo después de 12 semanas en las que adultos mayores caminaban varios días por semana tenían una actividad cerebral más fuerte y sincronizada, lo que sea asocia con una mejor salud cerebral y menor riesgo de deterioro cognitivo.

Si en lugar de caminar corremos, también estaremos reforzando las conexiones cerebrales, mejorando así funciones cognitivas como la memoria y alejando las enfermedades neurodegenerativas.

Todos los derechos reservados. Cualquier forma no autorizada de distribución, copia, duplicación, reproducción, o venta (total o parcial) del contenido de esta web, tanto para uso personal como comercial, constituirá una infracción de los derechos de copyright.

Derechos reservados por Buenas Nuevas Network.

Continuar leyendo

Habitos

El mejor truco, avalado por psicólogos, para rendir al máximo en el trabajo cada mañana

En ocasiones comenzar el día laboral puede ser complejo y representar un verdadero esfuerzo para nuestro cuerpo, especialmente si no hemos descansado bien o no sabemos con qué iniciar nuestro trabajo.

Publicado hace

el

Por eso, dejamos un truco recomendado por psicólogos para hacer que tu cerebro fluya todas las mañanas que de seguro te sorprenderá.

El truco de Hemingway

Hemingway era reconocido escritor que tenía un truco para vencer “el horror de la página en blanco” o “el bloqueo de escritorio”, y simplemente recomendaba dejar de trabajar cuando más inspirado estás. Es decir, el truco consiste en dejar tareas pendientes para el día siguiente; pues aunque estemos realmente inspirados y seamos verdaderamente productivos dejar tareas inconclusas o cortar a la mitad nuestro trabajo sabiendo con qué podemos continuar al día siguiente resultará un verdadero recurso para comenzar el día a tope. Al día siguiente, nuestro cerebro ya sabrá con qué empezar y entraremos en flujo de trabajo fácilmente; sin que ello represente 15, 20 o más minutos de tiempo hasta que nuestro cerebro comience a rendir como verdaderamente deseamos.

Muchos psicólogos avalan esta estrategia refiriéndose en ocasiones a estacionar en una pendiente cuesta abajo, para que al día siguiente tengamos la facilidad de fluir por el mismo camino sin inconvenientes. De hecho, hay un experimento que avala este recurso al comprobar que los camareros que recibían un pedido incompleto recordaban el mismo fácilmente mientras que cuando la orden se completaba, automáticamente desaparecía de su cerebro. En el caso del escritor Hemingway, el truco consistía en dejar una oración sin completar, para al día siguiente enganchar el hilo de su escritura con facilidad y así poner en ritmo al cerebro y rendir al máximo sin interrupciones.

Al parecer, a nuestro cerebro no le gusta dejar tareas inconclusas y por lo  tanto cuando volvemos a ella para retomar el trabajo (aún un día después) el cerebro fácilmente puede continuar donde lo dejó, ya que retiene con facilidad la información del día previo. Un truco sencillo y sorprendente para que nuestro cerebro fluya cada mañana es dejar por la mitad una oración, una diapositiva, una línea de código o cualquier trabajo que estemos haciendo; para poder comenzar al día siguiente con facilidad y tener una mañana mucho más productiva.

Todos los derechos reservados. Cualquier forma no autorizada de distribución, copia, duplicación, reproducción, o venta (total o parcial) del contenido de esta web, tanto para uso personal como comercial, constituirá una infracción de los derechos de copyright.

Derechos reservados por Buenas Nuevas Network.

Continuar leyendo

Habitos

Establece una relación sana con los dispositivos digitales. Aquí te damos algunos consejos para desconectarte de ellos.

Es posible que los teléfonos inteligentes, las computadoras, los sistemas de juegos y los televisores inteligentes no llenen todos los rincones y grietas, pero gradualmente, estos dispositivos se están instalando y ocupando ancho de banda en nuestros hogares y cerebros.

Publicado hace

el

Según Pew Research, el hogar estadounidense típico contiene aproximadamente cinco dispositivos conectados. Sin embargo, el exceso de conexión puede afectar su salud emocional y física. El cuarenta y tres por ciento de las personas revisan sus correos electrónicos, mensajes y redes sociales constantemente. Si está atrapado en la nube de su iPhone, puede ser hora de una desintoxicación digital.

Comience apagando o posponiendo las notificaciones que no sean necesarias. Si necesita ayuda, descargue la aplicación Freedom, le permite bloquear los sitios que más lo distraen. Además, intente establecer zonas sin teléfono. Un buen lugar para comenzar es a la hora de comer. La investigación en el Journal Environment and Behavior encontró que incluso si no está revisando su teléfono, simplemente tenerlo sobre la mesa durante una conversación puede reducir la calidad de las interacciones.

Cuando salgas a cenar con amigos, haz un trato, la primera persona que revise su teléfono paga la cuenta. También puede establecer horas libres de tecnología. Empaparse en tiempo real en lugar de pasar tiempo frente a una pantalla puede reducir la ansiedad y aumentar la felicidad. Finalmente, limpia tus cuentas de redes sociales. Si no te hace sentir bien, vale la pena eliminarlo. Si te sientes adicto a tus teléfonos, hay una razón de ello, revisar nuestros dispositivos activa la parte de recompensa de nuestro cerebro, lo que hace que el cuerpo libere la hormona del placer dopamina. Sin embargo, tenga cuidado, ese sentimiento es de corta duración y puede ser perjudicial para su bienestar.

Continuar leyendo
Publicidad

Más Vistos

Copyright © 2024 Buenas Nuevas - El Hogar de la Fe y la Esperanza