Connect with us

Publicado hace

el

Si estás teniendo un mal día, suspira. Hazlo en profundidad, porque este sencillo ejercicio actúa como un reiniciador psicofisiológico, capaz de restaurar la homeostasis tanto fisiológica como la psicológica.
 
Suspirar es un acto que los poetas atribuyen a los enamorados. Pero lo cierto, es que no solo suspiramos cuando soñamos con ese alguien que es objeto de nuestros deseos. Este patrón de nuestra respiración está íntimamente vinculado a las emociones, pero también le sirve al organismo para liberarnos del peso de la tensión y el estrés.

Esa exhalación, que por lo general siempre es audible, corta y que precede a una inhalación de aire más profunda, es un mecanismo de homeostasis. Nos equilibra. Nos alivia. Reconforta a cualquiera y parece incluso que nos libera de más de una carga. Es más, esta respuesta fisiológica actúa muchas veces como mecanismo de comunicación.

¿Quién no recuerda, por ejemplo, ese suspiro profundo de nuestra madre cuando habíamos cometido una travesura y nos alertaba con ese gesto de una pronta reprimenda? Aún más, es frecuente que cuando escuchamos suspirar a alguien cercano, le preguntemos casi al instante qué le sucede.

Si hacemos esto es porque sabemos que este acto responde a algún estado emocional que tal vez necesite de validación y apoyo.

Andrew Huberman, profesor de neurobiología en la Universidad de Stanford, señala que suspirar es el discreto arte de reducir el estrés y la ansiedad. Lo llamativo es que cuando lidiamos con dichos estados emocionales, ese patrón de respiración ya aparece de manera automática, tanto en nosotros como en los animales.

Sin embargo, no lo hacemos de manera adecuada, es decir, aunque genere cierto alivio, no siempre aporta un beneficio permanente. Y esto es así por un hecho muy concreto: porque respiramos muy deprisa. El estrés hace que buena parte de nuestros alveolos pulmonares se colapsen de aire debido a la elevada frecuencia de nuestro corazón. Respiramos de manera acelerada y el nivel de CO₂ se eleva. Todo ello deriva en cansancio y en malestar.

Para beneficiarnos de los suspiros, estos deben ser actos plenamente conscientes. Un suspiro lento y profundo tiene un efecto reparador para el organismo. Es beneficioso porque logra renovar el oxígeno, eliminar el dióxido de carbono de desecho y eleva el índice de endorfinas. Experimentamos una grata sensación de bienestar mucho más sostenida en el tiempo.

Salud y Vida

La ciencia ha encontrado un inesperado aliado contra la hipertensión arterial: el aguacate.

El consumo frecuente de aguacate que también puede ayudar a mejorar la composición corporal en el organismo, resulta de gran ayuda cuando buscamos reducir el riesgo de hipertensión arterial y proteger al corazón con una dieta de calidad.

Publicado hace

el

El aguacate es una de las pocas frutas frescas oleosas que ofrecen múltiples beneficios al organismo. Un reciente estudio suma un efecto positivo más a un numeroso listado: su consumo frecuente podría reducir la incidencia de hipertensión arterial.
 
La investigación publicada recientemente, evaluó a más de 67.000 mujeres en México a las cuales se siguió durante aproximadamente 2 años, para conocer la relación entre la ingesta de aguacate y la incidencia de  hipertensión arterial, teniendo en cuenta factores de confusión como el índice masa corporal y otros.

Más de dos aguacates por semana y menor riesgo de hipertensión. Los resultados señalan que la ingesta de aguacate en proporciones mayores a cinco raciones semanales o lo que es igual, a más de 2,5 unidades de  aguacates a la semana, se vincula a una disminución del 17% en la tasa de  hipertensión arterial en comparación con aquellos consumidores bajos o  nulos de esta fruta con valiosas propiedades.  

El aguacate resulta excelente fuente de nutrientes que se vinculan a un menor riesgo de hipertensión arterial; entre ellos fibra, potasio, magnesio  y grasas insaturadas. .De igual forma, constituye una buena fuente de agua y utilizada en reemplazo de otros cuerpos grasos al momento de cocinar ha demostrado beneficiar la salud cardiovascular. 

Por todo esto, el consumo frecuente de aguacate que también puede ayudar a mejorar la composición corporal  en el organismo, resulta de gran ayuda cuando buscamos reducir el riesgo de hipertensión arterial y proteger al corazón con una dieta de calidad.

Continuar leyendo

Salud y Vida

Freidora de aire o microondas: ¿qué es más recomendable si quieres alimentarte de una forma más sana?

En los intentos de acercarnos a la comida casera y de facilitar la tarea de cocinar en casa, muchos electrodomésticos han resurgido en la cocina; entre ellos la freidora de aire y el microondas. Te contamos cuál emplear para comer más sano.

Publicado hace

el

La freidora de aire conocida también como air fryer o freidora sin aceite funcionan de forma similar a un horno eléctrico a convección sometiendo los alimentos a un aire muy caliente que circula constantemente, gracias a una fuente de calor eléctrica y a la acción de un ventilador.

Microondas u horno de ondas electromagnéticas como su nombre lo utiliza ondas electromagnéticas que moviliza las partículas de agua de cada  alimento y de esta forma, cocina o calienta los mismos. En la gran mayoría de los casos, el uso de microondas no requiere el agregado de un cuerpo graso en absoluto, excepto que busquemos un resultado semejante a una fritura (sin freír), y permite la cocción de los alimentos en muy poco tiempo.

¿Qué usar para comer más sano?
Si somos asiduos al consumo de alimentos o preparaciones fritas así como a rebozados que requieren el adicionado de un cuerpo graso para dorarse y lograr la consistencia crujiente que pretenden, recomendamos acudir a la freidora de aire o sin aceite.
Igualmente, será más aconsejable la freidora de aire si de manera habitual incluimos una amplia proporción de carnes en nuestra dieta y snacks comerciales (que suelen conllevar fritura) que podemos preparar en casa utilizando un artefacto.

Es importante considerar que el microondas cocina aún más rápido que la freidora de aire y por ello, es recomendable para quienes no tienen tiempo al momento de cocinar, pudiendo elaborar platos diversos pero nunca logrando una consistencia verdaderamente crujiente cómo lo logra la freidora de aire.

En ambos casos, se trata de electrodomésticos que no promueven la pérdida de nutrientes, e incluso el microondas ha demostrado conservar las propiedades antioxidantes de los alimentos en mayores proporciones que otros métodos de cocción resultando semejante a una cocción al vapor ya que moviliza partículas de agua de cada plato para su cocción.

Continuar leyendo

Salud y Vida

Las enfermedades que tu hijo puede contagiarse con la vuelta al cole y cómo prevenirlas.

Los niños han vuelto a las aulas y sabemos que al convivir muchos niños en espacios cerrados durante varias horas, inevitablemente vendrán los contagios y las enfermedades.

Publicado hace

el

Los pediatras advierten de un incremento significativo de las visitas a las consultas pediátricas al comenzar el nuevo curso escolar y aconsejan seguir unas adecuadas medidas de prevención para evitar el contagio de infecciones frecuentes durante la infancia, especialmente entre los más pequeños.

Las enfermedades más frecuentes que tu hijo puede contagiarse con la vuelta al cole son:
Otitis: el 90 por ciento de los niños sufre otitis antes de los cinco años,  así que es muy probable que en algún momento toque.
Catarros: el catarro o resfriado común es una infección vírica de las vías superiores. Es el cuadro más común en niños en edad preescolar. Es una enfermedad muy contagiosa que se transmite al toser o estornudar.
Faringits: durante la época invernal son más frecuentes las faringitis de origen viral, mientras que las de tipo bacteriana suelen incrementarse en el cambio de estaciones, sobre todo en la primavera.
Gastroenteritis: la mayoría de las gastroenteritis son ocasionadas por virus (fundamentalmente rotavirus, y con menor frecuencia, adenovirus, calicivirus, astrovirus…) y suele durar aproximadamente una semana, dependiendo del tipo y de la gravedad.
Amigdalitis: la amigdalitis es la inflamación de las amígdalas producida por un virus o una bacteria. La infección también puede estar presente en la garganta y áreas circundantes, causando inflamación de la faringe (faringitis).
Gripe o influenza: la gripe en los niños es una infección vírica provocada por el virus de la influenza que afecta principalmente a las vías respiratorias y se contagia fácilmente, siendo los niños pequeños principales transmisores del virus.
Conjuntivitis: la conjuntivitis es la infección ocular más frecuente en los niños. A pesar de que la mayoría de las conjuntivitis son contagiosas (por ellos se producen brotes epidémicos de conjuntivitis en las guarderías o escuelas), normalmente no causan daño ni al ojo ni a la visión.

Cómo prevenir enfermedades en niños
Es necesario seguir una dieta sana y equilibrada rica en frutas y verduras, que aporte los nutrientes necesarios, mantener una correcta hidratación, hacer que se laven las manos con frecuencia y de forma adecuada a lo largo del día, mantener la higiene de los objetos que los niños comparten como juguetes y otros elementos del aula.

Evitar que los niños compartan chupetes, biberones, vasos, cubiertos y otros utensilios. ventilar a diario las habitaciones, al menos diez minutos al día, practicar ejercicio de forma regular, tener un adecuado descanso, mantener las vacunas al día.

Continuar leyendo

Más Vistos

Copyright © 2020 Buenas Nuevas - El Hogar de la Fe y la Esperanza